O de cómo Carlos Villena vuelve a estar en lo mas alto del podium. Pues si compañeros esta es la crónica de un duatlón por tierras manchegas.
 
Partimos el domingo 3 de Abril muy temprano (a las 6,30) hacia Tomelloso con mucha ilusión, ya que para Carlos era su primer duatlón en distancia sprint (carrera 5 Km., bici 20 Km. y de nuevo carrera 2,5 Km.). Llegamos con tiempo suficiente para recoger dorsales y preparar todo adecuadamente en Boxes y familiarizarnos con la zona mientras calentábamos…además de notar como la climatología se iba complicando a marchas forzadas.
 
El cielo negro no, negrísimo y se comenzaba a levantar un viento nada apetecible para correr y mucho menos para la bici. La salida de la carrera fue a la hora prevista, primero la salida masculina y 3 minutos después la femenina y como era de esperar la gente no es que corra VUELA. De forma que tanto Carlos como yo íbamos cuidando de digamos la parte de atrás de la carrera, mas que nada era una estrategia para que se fueran confiando ya que cuando llegase el sector ciclista sería nuestra baza.
 

En el caso de Carlos por supuesto que fue así, no paró de superar competidores. En mi caso bastante tuve con lidiar con el viento, de cara y lateral con ráfagas que te obligaban a ir de lado y haciendo equilibrios. Según Carlos que tiene mas experiencia, quizás es la vez que ha mas ha sufrido con el viento. Por lo menos no comenzó a llover hasta el final de la prueba.

 

Carlos subió a lo mas alto del podium en su categoría Veterano 3, quedando por delante en la general de competidores de otras categorías ya que el era el atleta mas veterano de la prueba. Yo llegué en segundo lugar en mi categoría, solo éramos tres y una se retiró, pero para mi es un triunfo el haber acabado ya que realmente la bici me resultó dura y difícil (lo del viento hay que practicarlo mas)

 

Una experiencia para repetir, que sin duda es lo que haremos en Octubre en el Duatlón popular de Rivas y en el Duatlón del Pinar de San José. Os animáis??

 
Tomelloso 2011
 
Tomelloso