Como el domingo era día de reyes, unos cuantos propusimos salir el lunes 7. Al final fuimos pocos (3), pero como la gente del MTBRivas que también esperaba en la puerta del polideportivo no eran muchos más decidimos juntar fuerzas e irnos todos para Morata de Tajuña (o Bocata de Tajuña, como es más conocido por aquí).  


Así que nos fuimos por el puente sobre el Jarama (no el del tren) y cogimos la carretera de La Radio hasta las naves. Como no podía ser menos el primer percance ocurrió poco después, con un pinchazo de Jose Cañís y otro más mientras hinchaba la recién cambiada cámara.

 

Arreglado el problema seguimos por el camino hasta el carril bici, improvisando en el último momento y decidiendo no tomar el carril bici y seguir en su lugar de frente hasta Morata. Por cierto que la bajada a Morata fué por un nuevo camino bastante empinado, con curvas medio-peraltadas y un escaloncito (sólo si se va rápido) de unos 50 cm que lo hacen bastante divertido. En BocataMorata de Tajuña un bocadito para reponer fuerzas y de nuevo para casita.